jump to navigation

“TROTAMUNDOS EN BUSCA DE SU DESTINO” agosto 31, 2006

Posted by practicasurbanas in SOCIEDAD.
trackback

“Parece que tu destino está cargado de amor”, me dice Datzu, mientras ausculta mi mano, con su voz un poco ronca; habla despacio, mientras frunce el ceño por la luz del sol que le llega directamente a sus ojos claros y cansados. 

Mientras trata de leer las líneas de mi mano, se detiene un instante y empieza a contarme lo difícil que han sido estos días y lo duro que ha sido la vida para todos aquellos que nacieron o decidieron ser gitanos. 

Es entonces que los recuerdos acuden a su mente, me mira fijamente y me cobra diez Bolivianos por adivinar mi futuro y por contarme un poco acerca de ella.  

Comienza nuestro diálogo entremezclando el español y un extraño idioma que, según sus datos, es Romaní, el idioma de los verdaderos gitanos, los rom (verdaderos hombres/gitanos). 

Como en un cuento de hadas, inicia su relato diciendo: “Cuenta la leyenda de los rom que un grupo de personas decidieron ir en busca de su destino, aquel que la vida les deparaba a aquellos que quisieran conocer la misión de su alma y que se atrevieran a ser diferentes…mejores, fue entonces que dejaron todo para seguir un ideal, fueron vagando por toda La India y parte de Europa, lo que hace que hoy se determine que nuestros ancestros fueron indoeuropeos. Las familias crecieron y se dispersaron luego de la Segunda Guerra Mundial cuando los nazis exterminaron a más de 400.000 gitanos, lo que ocasionó que muchos salieran huyendo, y hoy estemos en todos lados”. 

Luego de contarme ésta historia, lanza una carcajada y dice “la verdad es que los tiempos sólo han servido para llevarnos por todas partes, la historia es aún parecida…ya no nos matan, pero adonde vamos somos considerados visitantes no gratos.Hace como un mes llegamos a Santa Cruz y cada día debemos levantar nuestras carpas para no ser aprehendidos por la Alcaldía o por las intendencias de tu ciudad”. 

Al terminar, se la observa un tanto molesta como si quisiera descargar la ira que le ocasiona tener que huir constantemente. Pasan unos instantes y vuelve a sonreír y suspirando dice: “no todo es malo, nosotros los gitanos también nos divertimos, nos enamoramos, cantamos y bailamos; somos buenos en muchas cosas…y lo mejor de todo es que lo que hacemos trasciende el tiempo porque vivimos muchas vidas”. 

Acotando confiesa que como ella, no todos nacieron gitanos; muchos se enamoraron y decidieron adoptar esta cultura mediante un matrimonio que se sella con la unión de la sangre entre un hombre y una mujer. Desde entonces sus almas estarán unidas para siempre, adoptando sus tradiciones e incluso su historia, convirtiendo a sus parejas en gitanos también. 

Es así, que se constituyen sus familias, donde  el hombre tiene que velar por la seguridad de su esposa, esto no quiere decir, recalca, que las mujeres no trabajen; “tanto ellos como nosotras, lo hacemos”, manifestó con orgullo mientras acomodaba sus cartas y las señalaba diciendo: “nosotras trabajamos con la magia porque podemos ver los corazones de quienes se atreven a visitarnos”, es decir, los rom comercian con ganado, entrenan animales, recogen papeles y cartones, lo mismo que útiles domésticos desechados; son fontaneros, reparadores de utensilios metálicos, incluso algunos de ellos son artistas. “Somos famosos por nuestra música”, dice Datzu, mientras levanta una de sus cejas y mueve agraciadamente sus caderas. 

Además, cuenta que hoy los gitanos son muchísimos, pero el hecho de que sean  nómadas no les ha permitido que sean censados oficialmente., Pese a ello está segura de que son alrededor de dos o tres millones aproximadamente esparcidos por todo el mundo. 

Mientras conversa conmigo, algunos de sus hijos irrumpen en la carpa peleando. Ella les habla en romaní y les indica que deben saludar; los abraza y me los presenta. Sus nombres son difíciles de pronunciar y recordar. Al verlos, claramente se nota una cierta preocupación en su rostro. Entonces, le pregunto si algo le malo le sucede. Ella, un poco melancólica, contesta que ya es hora de dejar la vida de trotamundos porque la  situación económica y social cada vez se pone más difícil y mucho más para ellos. 

Enfocándose  en esa angustia es que me cuenta que no todos los gitanos son nómadas por siempre, algunos han decidido asentarse en un sólo lugar y han permanecido allí por más de diez años, argumentando la búsqueda de una mejor vida, ya que las condiciones en las que han llegado a vivir son bastantes precarias. Dice no querer eso para sus hijos…gira repentinamente hacia mí, tira una de los naipes al suelo, ríe irónicamente y me informa que mi visita debe terminar porque su esposo ha llegado y debe servirlo. Me extiende un amuleto a cambio de no fotografiarla ya que no quiere que le roben un pedacito de su alma. Con un tono flamenco grita “olé” y cierra las cortinas de su carpa dejando en mí las ganas de indagar más acerca de los gitanos, garantizando así una nueva visita…lo malo es que tendré que buscarlos en la dirección que les depare el día a día.

Comentarios»

1. maryory gina carla - septiembre 8, 2006

mi nombre es maryory mi año es 1989 19 de diciemre porfavor quiero qq me digan mi resultado como me va ir en la salud dinero ya mor porfavor rapido ha y como me ir en la salud qq tengo??’ gracias

2. Evelyn Rea - septiembre 14, 2006

Maryory.
Lamentablemente no puedo responder a tu inquietud ya que solo redacte la cronica , nuevamente me disculpo por no poder resolver tu curiosidad y espero sigas visitando nuestro blog.

Saludos

Evelyn Rea

3. Neros Dragekreik - septiembre 27, 2006

Los Astros no mienten.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: